FOOD

photos and travel
No es fácil (o por lo menos para mi no lo es) comprometerse con publicar -consistentemente- varias veces a la semana. Hay que enfrentarse con la falta de tiempo, superar la fiaca que nos arrebata las ganas al llegar a casa, no dejarse engullir por la rutina o el caos del dia a dia. Si uno quiere encontrarlas, excusas para no cumplir hay de a montones, pero lo cierto es que el tiempo, cuando uno lo quiere hacer, lo encuentra... Alguna idea anotada durante el desayuno, una anecdota que recuerdo mientas camino, un comment al margen de la hoja durante alguna reunión, un poco de tiempo que no le dedico a redes sociales, y poco a poco va saliendo. 
A decir verdad tengo deceras de borradores e ideas anotadas (y alguna receta de bakcup para cuando prefiero pasar un fin de semana en el sillon con Netflix que grabar un video). La semana pasada volvimos a los recorridos, mexicanos, y como empezamos con algo bien gordo, me parecio justo seguir con algo igual de chancho: hamburguesas.
Además de las cientos (o son miles) de taquerias que invaden cada esquina de la ciudad, en el DF hay muchas hamburgueserias. No son todas buenas, pero muchas de ellas te hacen querer romper la dieta al menos una vez por semana. Butcher & Sons debe ser de las mejores que he probado desde que llegue a la ciudad de Mexico.

Butcher & Sons
http://www.butcherandsons.com/
Virgilio 8, local B, Polanco (y sucursales)
Tel: +(52) 55 5280.4247



El Lugar: Para que después no me acusen mis colegas mexicanos -el que avisa no traiciona- B&S es un lugar bien fresa, so what? Cuando las papas llegan a la mesa envueltas en bacon crocante, y está realmente crocante, a quién le importa si es fresa o chocolate? El local de polanco (que me parece el mejor, porque como es pequeño el servicio es rápido y la comida siempre sale bien, he escuchado que no pasa lo mismo en el local del pedregal....) es bonito y pequeño. Una barra donde podés sentarte a comer mientras admiras las botellas o platicas con el bartender, no más de 6 mesas dentro y otras 4 o 5 meses afuera. Ubicado en el centro de polanquito a pocos metros de tantísimos restaurantes, y no importa cuantas opciones haya a su alrededor, B&S siempre tienen gente, y vale la pena la espera.

La comida: Hay entradas, ensaladas, y tentempiés (desde sopa crema de esárragos a banh mi de cerdo o camarones fritos) que tienen pinta, pero salten, ignoren, vamos a la esencia, a las hamburguesas que son la especialidad de la casa. Hay para todos los gustos y restricciones palativas, con 15 variedades de hamburguesas que van desde la clásica a la veggie, a la de atún, de cordero y hasta con foie gras, alguna te tiene que sentar bien, y si no, también tenés opción de armarla a tu medida como más te guste. Las hamburguesas están bautizadas con nombres de músicos, y son todas una bomba (de sabores). El pan es casero, suave, esponjoso y decorado con semillas de ajonjolí, el ketchup también hecho en casa, viene en versión tradicional, con curry o picantón. Hablando de la hamburguesa propiamente dicha, jugosa, sabrosa, rica, muy. Ademas de las hamburguesas y las papas envueltas en bacon, tambien hay papas a la francesa tradicionales o con parmesa y aceite de trufa, yuca o vegetales fritos. 

Las bebidas: Hay malteadas, vinos y cervezas, pero "God save the gin" es el motto del lugar, así que no se pierdan sus cocktails. Tanqueray, Hendricks, London dry, Bombay, Saffron, gulldog..... no lo dudes, tu sin of choice va a estar disponible en tragos tradicionales y originales que se animan a combinar frutos rojos, te negro, enebro, y hasta anis y canela en tu drink.




















Soy fan de las ensaldas. No puedo entender como hay personas que podrían vivir felizmente sin ningún tipo de verduras. Las frutas podría, tal vez, eliminarlas de mi vida sin hacer demasiado escándalo, pero una vida sin verduras, sería una desgracia. Me pasa, por ejemplo, cuando estoy de viaje que me doy cuenta de esto; que por tiempo o practicidad, como pizza o sandwich varios días seguidos, y el cuerpo me empieza a pedir verde. El punto es que para mí la ensalada no es un sacrificio; y para muchos, pareciera como si la ensalada fuese mala palabra, o programa de minita. Hoy quiero decirles que la ensalada  no es algo que se come porque uno está a dieta, y definitivamente no tiene por qué sentirse como si uno estuviese comiendo pasto... Hay cientos, miles de ingredientes que se pueden poner en juego a la hora de crear, y aunque comieras ensalada todos los días durante un més, podrías no repetir ni un solo día.
Hoy les traigo una ensalada inspirada en una que probé en Eataly en NY, que llevaba repollitos de brusellas fileateado como si puede carpaccio, trozitos de parmesano estacionado, aceite de oliva y piñones. El pepollito de Bruselas, crudo, no es un ingrediente que se apareciera muy seguido en mis ensaladas, pero cuando probé aquella versión, pasó a la lista de los ingredientes especiales para hacer una ensalada distinta.  Buenísima como entrada, genial como acompañamiento. Receta? Facilísima. 

Ensalada de (repollitos de) bruselas
Ingredientes
-300 grs de repollitos de bruselas 
-100grs, de queso pecorino
-50 grs de chícharos
-40 grs de almendras
-40 grs de pasas de uva
-jugo de 1 limón
-aceite de oliva a gusto
-sal y pimienta c/n

Preparación
-cortar los repollitos de brusellas bien finito
-rallar el queso pecorino 
-mezclar el queso con los repollitos
-agregar el jugo de medio limón, sal, pimienta y un buen chorrito de aceite de oliva extra virgen, (uno bien frutado es ideal)
-agregar chícharos (arvejas), pasas de uva y almendras picadas
-animaté y jugá con distintos ingredientes que tengas a mano; podés sumarle un buen puñado de espinacas frescas, tomates cherry o la verdura que más te guste. 

*No te pierdas la receta en video en el canal de Cookie Sundays, acá










22 de Marzo, DF, llegó la primavera, pasó el primer temblor, y se adelantó la temporada de lluvias. 

Fue semana corta, el lunes fue feriado por el natalicio de Benito Juarez, y con el feriado disfrutado como corresponde, la reflexión es que hay pocos feriados en Mexico (o por lo menos pocos en comparación con los cientos de feriados que hay en Argentina - y que cada vez son mas). En Argentina ya tuvieron los feriados de principio de año, carnaval, ahora puente turistico y feriado nacional de la memoria, después en nada llega semana santa, el dia del trabajador, 25 de mayo, independencia, etc etc... Hay alrededor de 20 feriados programados para el 2015, y siempre aparece alguno de imprevisto, es decir que prácticamente un mes completo no se trabaja. En Mexico son 8 los dias feriados, y dos ya pasaron.  



Hace algunas semanas conté que extrañaba la lluvia... y ahora hace dos semanas que llueve de a ratos casi todos los días, y no se si es que la temporada de lluvia se adelanto este año (debería empezar alrededor de Mayo y hasta Octubre), o que como dicen los chilangos, Enero loco, Febrero otro poco. Lo raro es que el comportamiento meteorológico es muy distinto. En Buenos Aires, casi siempre que llueve sabes que va a llover. Si no te levantaste con el cielo completamente encapotado, hace calor, las chicharras gritan como locas, esta pesadísimo.... y el cielo de repente se pone negro y el aire esta denso, y después llueve, un ratito, una eternidad, pero llueve y lo estabas esperando. 
En Mexico, te levantas y hace frío, el cielo tiene una leve capa de smog pero con el transcurso del amanecer se va despejando y hay sol.... y el día esta lindo, fresco pero soleado.... Y a eso de las 4 de la tarde de repente las nubes lo cubren todo, y uno dice, pero.... acá que paso? Y parece lluvia a medida, porque siempre caen algunas gotas justo cuando estoy saliendo de la oficina, no importa si eso es a las 5, a las 6, o un viernes a las 3 de la tarde. La nube me acompaña. 
La lluvia en el DF se siente distinta... o quizás es mi imaginación, o quizás sea que me falten las chicharras. El otro día hablaba con Mica y en su nota de voz escuchaba chicharras de fondo, y me di cuenta que las chicharras son un sonido muy Buenos Aires; acá no las hay, tal vez sea eso lo que le falta a la lluvia. 

El viernes 20 de Marzo de 2015, vivimos el primer temblor mexicano. Digo vivimos pero la verdad es que yo ni lo sentí. Estaba sentada trabajando en la barra, concentrada en una entrevista y mi guión (estoy haciendo freelance de nuevo, escribiendo guiones y algunas notas- se siente bien, me gusta, me hace sentir productiva y me doy cuenta de que en muchos aspectos, es lo mío), y Pablo me dice, sentiste? tembló! Y yo me saco un solo auricular y le digo, como? que? Y me dice que vio que se movía la tele, y la mesa, y yo no se si me esta cargando o es en serio, pero por la ventana vemos que en varios edificios de repente sale masa de gente a los "puntos de reunion" y al mismo tiempo escuchamos que en los pasillos del edificio dicen algo así como "mantengan la calma, diríjanse a la rampa vehicular...". Cuando terminamos de bajar los 14 pisos por escalera, había bastante gente en la entrada del edificio, empezaba a llover, pero no paso nada mas. Poco escandaloso, bastante irrelevante. Yo no considero haber vivido ningún temblor; si va a temblar, que tiemble de una vez. 

Me llamaron de American Express para ofrecerme una tarjeta de crédito por ser miembro de Club Premier de Aeromexico, cuando le expliqué que en el banco no me habían dejado emitir tarjeta de crédito por mi falta de historia crediticio, me dijeron que en AMEX no había problema, pero que debía tener ingresos superiores a XX, comprobables, y le dije muchas gracias pero no aplico... y al final termino sacando una tarjeta Pablo, con mi llamada. Me siento discriminada por la sociedad crediticia. 

Hablemos de verde.... Varias veces a la semana, cuando no me hago licuado de frutas para el desayuno, de camino al trabajo compro algún jugo en un puesto de frutas que me queda de paso y todo algún jugo del día, piña con naranja y toronja, mango, naranja y papaya....muchas veces tomo jugo verde. El jugo verde puede estar hecho con espinacas, nopal, apio, manzana verde, pepino, limón, perejil, piña, toronja, u otros ingredientes, y va variando según las frutas que tengan a mano en cada puesto se prepara a su manera.  Ayer probe la version yogur de ese jugo (o parecido); yogur bebible de piña, nopal y apio; raro, no esta nada mal, pero es una sensación de no saber si estoy tomando aderezo para ensaladas, gazpacho o que... de todas maneras vale la pena resalta que creo que en esto, Mexico es prueba de su variedad. en Argentina tenemos yogur de frutilla, vainilla, durazno, algún colchón de frutos, pero no demasiado mas, correcto? Bueno, acá hay yogur griego por todas partes, frutos y mezclas de todo tipo. El proximo que quiero probar es papaya y cereales. 

El resto bien, todo bien. El trabajo mucho, como siempre; compramos unos estantes para ordenar las cosas de la alacena (poca alacena, muchas especies para ordenar); fuimos al cine a ver Focus (malesema) y cenamos con amigo en Merotoro (uno de los top 50 LATAM). 

Suficientes novedades por hoy, los abandono porque ya termine de desayunar y nos vamos a leer y tomar sol a la pileta. La próxima les cuento sobre el Museo de Antropologia de Mexico y la experiencia gastrónomica de Merotoro (top 50 Latam). Besos abrazos, y buena semana para todos!









Pinche Gringo es uno de esos lugares que grita fin de semana. Un galpón convertido en trailer/restaurante que ofrece comida gorda, bien gorda para darle pelea a la resaca, o darse un gusto antidomingo para luego pasear por la Colonia Narvarte o irte derechito a dormir la siesta.

Pinche Gringo
Cumbres de Maltrata 360 (Entre Palenque y Petén),  Col. NarvarteTel. 6389 1129

El Lugar: No termina de ser un restaurante, pero tampoco se puede decir que sea un food truck... es algo así como un resto-truck donde haces la fila para elegir de un menu acotado (pero del que vas a querer pedir todo) y te vas con tu bandejita de plástico a las mesas comunales tipo picnic donde vas a pelear por darle una mordida a tu sandwich sin hacer un enchastre. Por suerte no faltan servilletas ni salsa barbacoa extra para los que quieran una experiencia todavía mas placentera, y no seria raro que se acerque Dan, el dueño de Pinche Gringo (un former Apple que llegó a Mexico hace 5 años)  a preguntarte si necesitas alguna cosa mas.
Si es la primera vez que visitas pinche gringo, mientras haces la fila te explican el menu y el sistema, a la vez que te advierten que no vale reservar mesa si no tenés bandeja y comida ya en mano, y que por eso, si vas a querer postre, mas vale pedirlo al mismo tiempo, o vas a tener que hacer la fila nuevamente.
*Detalles que importan: baños super limpios, donde vas a querer lavarte las manos antes de irte.

La comida: No es un menu refinado ni rebuscado, pero si riquísimo. Hay brisket, pulled pork, ribs o salchicha picante, y podés pedir al plato o en sandwich, una sola opción o combinado de dos carnes. Como acompañamientos tenes frijoles, ensalada de papa, coleslaw o mac & cheese... y definitivamente vas a querer un vaso gigante de cerveza artesanal para darle batalla a las porciones gigantes.
No podría elegir recomendar uno solo, pero  si me viese obligada a hacerlo, creo que el sandwich de pulled pork no tiene parangón. Cerdo deshebrado y tierno, sabroso, con extra pickles, extra salsa y pidele que le agreguen un poco de coleslaw directo al sandwich y estas garantizado una experiencia de placer. Lo ideal es ir en grupo, para poder pedir cada uno su sandwich y unas ribs al centro para no perderte de nada.  Si te da culpa, tras la panzada podes salir a recorrer la colonia Narvarte, recorriendo sus tranquilas callecitas












No suelo hacer mucho alarde de mi blog. En general, salvo que surja durante la conversación, o que por alguna razón me busquen en redes sociales, no soy de esas personas que se presentan y anuncian que tienen un blog, ni ando gritando a los cuatro vientos que estudie cocina (quizás eso sea parte de la razón por la cual el blog nunca despego o movió demasiada prensa, quien sabe?)....Lo cierto es que así y todo, acá estamos, hace casi 5 años publicando, compartiendo, y pensando recetas para los que tengan ganas de leerme.
El otro día me acusaron de que muchas de las recetas que posteaba no se podían calificar como cocinar, o que no por ellas me podia considerar cocinera... y en cierto modo, si, es cierto, pero es un poco la esencia del blog; presentarles ideas, recetas e ingredientes para que se animen a hacerlas! De que me serviría publicar tortas hipertecnicas aunque extraordinarias, si nadie que me lea vaya a querer repetirlas?

Hoy les traigo una receta de cookies de coco demasiado fácil, que se hace en dos minutos y medio y que no tiene nada que envidiarle a ninguna otra receta de cookies. Lo cierto es que nació de un error, una vez que quería hacer coquitos y termine con galletitas... pero fue un error feliz, porque el resultado fue inesperado y riquísimo. Se animan a probarlas?


Cookies de Coco 
(Rinde 12 cookies)

Ingredientes
-1 taza y 1/2 de coco rallado
-2 cdas de harina
-1 cdita de vainilla en polvo (o esencia)
-1/2 lata de leche condensada
-1 cdita de sal

Preparación
-Mezclar coco, harina, sal y vainilla
-Agregar leche condensada y unir bien todos los ingredientes
-Llevar a heladera durante 30'
-Colocar cucharadas de la mezcla sobre una plaza para horno.
-Llevar a horno a 180C durante 20 minutos o hasta que empiecen a tomar color.   


Si queres ver la videoreceta, entrá al canal de Youtube de Cookie Sundays, acá.





Después de una semana intensa en BsAs... otra semana sinparar en el DF.  Estuvieron de visita todos los heads de digital de los mercados, así que ademas de jornadas largas laborales; tocaron cenas, tragos, cierres y demás compromisos sociales nocturnos. Además, el jueves una jornada casi turística donde tras una mañana de presentaciones, nos llevaron (en subte) de paseo al zócalo, al mercado informal y a comer escamoles mirando la gran bandera de Mexico. 
Arrancamos el paseo almorzando en el Hotel de la Ciudad de Mexico, y animamos a las visitas a que probaran escamoles, chapulines y mole mientras disfrutábamos de unas miecheladas en la terraza, ante la imponente bandera de Mexico (una cosa muy llamativa de Mexico, es el gran tamaño de sus banderas... por que las haran asi de gigantes?)Después del almuerzo fuimos a pasear por el zócalo y visitamos el mercado informal. El Mercado informal es una especie de Once cruza con Retiro y Constitución, metido todo en una coctelera y dispuesto, a la manera mexicana, en dimensiones enormes, y levemente mas ordenado (?). Cuando hablo de orden, hablo de la especificidad; cada cuadra tiene su especialidad, y así, nos llevaron por el paseo de la belleza, donde lo bizarro se uno con lo surrealista, y cientos de mujeres visitan los "salones de belleza con vista" (aka, al aire libre). Alargado y enchinado de pestañas, tintura, moldeado, y hasta depilación al aire libre. Una cosa salida de una película de Lynch.  
Tras caminar por los pasillos traseros de la ciudad, volvimos a los edificios gigantes, a la plaza central, donde nos contaron que el zócalo, se llama de esa manera gracias a un monumento que nunca se terminó. En 1843, se ordenó la construcción de un monumento para conmemorar la independencia de Mexico, pero por falta de financiamiento, sólo llegaron a construir la base, o zócalo del monumento; y gente que venia de otras ciudades, iba a la plaza a "ver el zocalo" del monumento que nunca se terminaría.... y así, la plaza mas importante de la ciudad de Mexico se convirtió informalmente en el zocalo de la ciudad, y ahora no solo es así en el Distrito Federal, si no que la plaza central de todas las ciudades, se convirtió en el zocalo de su propia ciudad. 
También hablamos de los movimientos, de como se sigue hundiendo gran parte del centro histórico, y nos llevaron a ver al Señor del Veneno, un Cristo negro. El Cristo negro, que se encuentra en la Catedral Metropolitana de la ciudad de Mx, dicen, no siempre fue negro. Cuenta la leyenda que la estatua estaba ubicada antiguamente en un colegio de monjes dominicanos, donde un sacerdote oraba cada noche y besaba los pies del Cristo. Dicen que el sacerdote devoto era amado por todos, y que mas de uno le tenia envidia. Tal es así, que otro sacerdote le tenia tanta envidia que decidió envenenarlo. Y sabiendo que el padre besaba los pies de su Cristo cada noche, colocó veneno en sus pies, para que así el sacerdote se envenenara al orar esa noche. Pero esa noche, cuando el padre se acerco a los pies de su Cristo, la estatua doblo sus rodillas y levanto los pies, absorbiendo el veneno y cambiando de color para transformarse en un Cristo negro, o el Señor del Veneno. 
Y tras dos semanas largas e intensas, lo mejor fue enterarme que el lunes era feriado. Tras demasiados días sin parar, toca un fin de semana de descanso, y el clima que nos acompaña con frío y lluvia, ideal para ponerse al día con series y películas, comiendo pizza y helado. Les mando besos, y abrazos desde el sillón. 







Volvimos a casa. Después de una semana intensa llena de reencuentros, visitas, tramites y mucho trabajo en Buenos Aires, un largo viaje con escala en San Pablo nos regresa de nuevo a casa (mexicana). Despues de tantos dias de humedad, calor y gente de a montones, el silencio es bienvenido. Mientras las gatas huelen las valijas y todos las cosas nuevas que trajimos, nosotros disfrutamos de un domingo de fiaca con maraton de Netflix. Y qué mejor que acompañar el Domingo medio nublado con cosas ricas sin demasiado esfuerzo? Pan crocante, arvejas verdisimas (o chicharos como les dicen aca) un toque de aceite de oliva bien frutado, limon, sal, pimienta y una rodajas finitas de tomate fresco para darle un toque de acidez y fresco para levantar y contrastar el queso.


Crostini de feta y arvejas con tomate cherry

Ingredientes:
-30 grs de queso feta
-30 grs de arvejas congeladas
-1 cda de aceite de oliva
-jugo de media lima (o limon)
-sal y pimienta a gusto
-6 tomates cherrys
-rodajas de baguette tostadas


Preparación:
-Descongelar las arvejas con colocándolas en agua caliente un minuto.
-Mezclar arvejas con el queso, el aceite y el jugo de limon y condimentar con sal y pimienta a gusto
-Tostar rodajas de baguette (o el pan que mas te guste)
-Cortar los tomates en rodajas bien finitas.
-Colocar cucharadas generosas de la mezcla y decorar con las rodajas de tomate

*éstos crostinis (o cualquier crostini, en realidad) son geniales para poner como entrada en una reunión con amigos o sumar a una picada, podes preparar la mezcla con anticipación y armarlos a último momento para que el pan no se humedezca al momento de servirlos. 

**si sumas una ensalada o un plato de sopa y una copa de chardonnay, tenés un almuerzo perfecto para un fin de semana sin ganas de pasarte mucho tiempo en la cocina. 
Subirme al auto en Ezeiza, recorrer la general Paz, llegar a casa... la sensación primera es que pasaron 4 meses y la cosa sigue igual, y se siente raro porque cómo es posible que en mi vida hayan pasado cientos o miles de cosas nuevas, y volver es casi como si me hubiese ido ayer?... El fin de semana en familia fue como si los hubiese visto hace unos días, un almuerzo con sobremesa eterna como tantos otros, una charla con mates como si no nos hubiésemos perdido de nada, una caminata bajo la lluvia, un domingo semi-embolante que se repara con cartas y tostadas con manteca y miel... y es lindo ver que los vínculos siguen intactos, que la distancia no cambia el afecto... y qué linda es la familia (al menos la mía) y poder pasar tiempo juntos. 

Después llegó el lunes, volvió mamá de viaje, y la semana se me hizo eterna y demasiado rápida a la vez. De a momentos y por primera vez, entendí muy bien y me sentí identificada con lo que siempre me dice mi hermana que volver a Buenos Aires la estresa... de repente es un mar de compromisos y responsabilidades y sentir tener que cumplir con todos y querer hacer todo y no te da la vida ni el tiempo ni el cuerpo... 
Fue una semana mucho más intensa a nivel laboral de lo que pretendía y de a momentos agotadora, pero por suerte pude ver amigos, familia y no me faltaron tragos, ni risas, ni comida. Comí mi amado helado de la bámbola, volví a leer en el tren y sufrí horas eternas en transporte publico con mil grados de calor; también me recibió la lluvia (y la humedad, a la que no extrañaba nada de nada). Buenos Aires fue trabajo, charlas sin horario y abrazos de gente que me hace falta a diario. 
También me di cuenta de que mucho sigue igual, pero el tiempo inevitablemente pasa dejando su marca, y nos perdimos las primeras velitas y primeros pasos de algunos, cambios laborales y familiares en la vida de otros, y que seguramente no vayamos a estar para otras tantas noticias importantes. Agradecimiento eterno a Janus Friis por darnos Skype y Brian Acton & Jan Koum por Whatsapp que nos hacen seguir comunicadísimos. 

Disfruté inmensamente estar entre ustedes unos días, pero también estoy feliz de estar de nuevo en casa; es lindo sentir que después de poco tiempo acá ya lo siento así, volver al hogar, a la rutina propia, las gatas, la cocina, y la NO humedad (mi pelo estará eternamente agradecido por el tiempo que le provea en suelo mexicano). Nos veremos de nuevo pronto, amigos de la ciudad de la furia, y hasta entonces, seguimos por acá, semana a semana. Hasta la próxima!


En algún lado le llaman orejas de elefante, en otros lados son palmeritas o palmiers, en todas partes se hacen de una masa hojaldrada y un poco de azúcar; y al morderlas deberían desarmarse en la boca. Ideales para el café cualquier día, para un domingo de lluvia y maratón de series o con una taza de chocolate caliente para combatir el invierno mientras jugás a la cartas. Solo necesitas masa de hojaldre (u tapa para pascualina/tarta hojaldrada), azúcar y para un twist original, una cucharadita de canela en polvo (o por qué no probar también con cacao o vainilla?).
Además de ingredientes y pasos para la preparación, hay videoreceta, que explica mejor de lo que podría explicarlo por escrito (a veces una imagen vale mas que mil palabras) así que vamos a youtube, a la cocina y espero que se animen a hacerlas!

Palmeritas de hojaldre

Ingredientes
- 1 tapa de masa hojaldrada
- 3 cdas de azúcar rubia
- 1 cda de canela en polvo

Preparación 
- Estirar la masa de hojaldre hasta que quede bien finita (si están usando masa de pascualina, este paso no es necesario)
-Espolvorear con canela y azúcar rubia.
-Doblar unos 3 cm de masa hacia adentro de cada lado, repetir hasta que llegues a la mitad. Si te da miedo calcular mal, también poder ir enrollando de ambos lados hacia el centro.. te van a quedar mas espiraladas que orejitas, pero quedan super lindas y ricas igual.
-Llevar a horno alto por 12 a 15 minutos o hasta que la masa este bien cocida y doradita.


Mirá la receta en el canal de Youtube de Cookie Sundays, acá

*tip: animate a innovar agregando cacao, vainilla en polvo y almendras fileteadas; o proba hacer palmeritas saladas con queso en hebras, sal y pimienta para sumarlas a la panera, adictivas!

Previous PostOlder Posts Home