FOOD

photos and travel
 Está mal que lo diga yo, y sabrán disculparme por mi pedancia, pero acá va, me parece que me convertí en la reina del crostini. Este hermoso festín, típico aperitivo italiano que no es un sandwich pero no tiene nada que envidiarle a la falta de tapa, es mi más reciente pasión. No es que haya abandonado los dulcecitos, aunque hace ya demasiado que no se ve pasear una cookie en el repertorio de nuevas recetas del blog. El caso es que quién sabe por qué, últimamente, soy todo pan sin tapas (y no es que me esté cuidando o limitando con los carbohidratos, eh!).
Amo probar, combinar y jugar con los ingredientes. Cambiar de pan, apilar texturas y sabores, colores, ver cómo darle un toque especial. La semana pasada estaba escribiendo un guión y me distraje con Food 52 donde habían publicado tostadas con prué de arvejas y menta. Terminé interrumpiendo el trabajo para ir derechito a la cocina a preparar algo similar, pero o tenía menta así que inventé un puré distinto. Ésta semana decidí comprar la menta y probar el puré, y qué decir, valió la pena aunque quizás para ustedes todo suene a más de lo mismo y entonces sabrán disculparme la sensación de figurita repetida. La sutil diferencia en el aroma y el final de boca del puré, queda perfectamente maridado con la cremosidad e intensidad del queso feta de cabra, el dulce de las pasas de uva rubias y el sabor casi quemadito de los champiñones salteados. No queda mucho más que decir, mejor les cuento cómo prepararlos.

Crostini de chícharos y menta, con hongos, feta y pasas 
Para el puré de chícharos-1 taza de chícharos congelados
-2 cdas de aceite de oliva
-2 cdas de yogur griego o natural
-jugo de media limón
-unas hojitas de menta
-sal, pimienta

Para el crostini
-Pan de cilantro u orégano cortado, tostado
-Puré de chícharos recién preparado
-1 cda generosa de feta por crostini.
-Hongos salteados con oliva y pimienta
-Tomates cherry en rodajas finitas
-Pasas de uva rubias 

Preparación
-Para el puré: poner todos los ingredientes en una procesadora. Procesar hasta que quede una especie de dip o puré. Pueden procesar más o menos según la textura deseada.
-Saltear los hongos con aceite de oliva, sal y pimienta, reservar.
-Cortar el pan en rodajas y tostar.
-Colocar una cucharada de puré de chícharos sobre el pan tostado, después los hongos, el queso feta, el tomate cherry en rodajas finitas y por último las pasas de uva y un toque de pimienta molida.








Imaginate algo crocante, finito, salado... un snack, que podría ser una papa frita pero no lo es. Tan rico que debería ser engordante, pero tampoco lo es. Podrías adivinar que es una especie de chip, de zucchini, pero en vez de ser frito es al horno, y que sale igual de rico que si fuese frito? No me crees, no? Probalo, porque parece poco creíble, pero es real. Estos chips de zucchini son los primos sanos de los snacks. No tienen nada que envidiarle a una papa frita, tan rico como cualquier fritura, y mucho más sano. Sólo necesitás zucchinis, y un poquito de paciencia. Seguí leyendo que te cuento cómo se hacen. O si preferís mirá la receta en video acá.

Chips de zucchini al horno 
Rinde 1 bowl de chips

Ingredientes
-2 zucchinis grandes
-un chorrito de aceite de oliva
-sal y pimienta a gusto

Preparación
-Precalentá el horno a 150C.
-Cortá los zucchinis bien finitos (podes hacerlo con mandolina o con un cuchillo bien afilado)
-Secá un poco los zucchinis con una toalla de papel
-En un bowl colocá las rodajitas, con un chorrito de aceite de olia, sal y pimienta
-Colocá las rodajitas condimentadas sobre una placa para horno.
-Llevá al horno a 150C durante por lo menos una hora, pero andá mirándo cada tanto y dándolos vuelta. Cuando empiecen a estar doraditos, retiralos. Podés ir sacándolos de la bandeja a medida que estén listos para asegurarte que no se te quemen los más finitos.





Previously en MexiWeekly.... aprovechando que teníamos auto prestado, anduvimos de paseo todo el fin de semana.  Les conté de la salida por San Angel, y el Domingo los abandoné para irnos a jugar en el bosque (en lagunas de Zempoala), así que retomemos por ahí:

Lagunas de Zempoala: No deja de asombrar que a sólo hora y media del smog de la ciudad, encontremos un lugar invadido de verde y tranquilidad. Por la ruta a Cuernavaca, tras un camino sinuoso de bosque y montaña cercano a Tres Marías, llegás al agua, a un parque nacional de lagunas rodeada de verde (y gente, tambien, no vamos a negarlo, hay una especie de parador donde hay varios puestas de comida y un centenar de gente), pero si te mantenés fuera de ese punto focal, el lugar es divino. Verde, aire fresco, tranquilidad. Paseo en carretera, picnic en el auto, exploración en el bosque y volver a casa mientras se avecina la lluvia, para tirarse a terminar el fin de semana en el sillón. 


En la semana: volver a trabajar en una Mac es volver a la vida, y sumarle a eso un día de llamado -a.k.a día de grabación- hicieron que sea una buena semana laboral. Hace casi seis meses (no puedo creer que ya hayan pasado SEIS meses!) que vengo trabajando en una Dell noventosa... y el lunes, tras demostrar que tener un mac podía ser más ventajoso que caprichoso para mi trabajo (cómo lo demostramos? pues en casa con imovie varias horas y logrando vender un proyecto que le gustó a todos los heads de digital de la región, a la VP de marketing y hasta la gente de Masterbrand) me dieron una mac book pro reluciente y nuevecita, con un monitor espléndido y enorme. Además el viernes grabamos la idea que propuse, y no dejo de confirmar que definitivamente, lo mío es estar rodeada de cámaras, luces y el team de producción. Lo bueno es que ahora que empiezan a tomar forma algunas cosas, se supone que voy a estar grabando al menos una vez por semana, y que pronto llegan viajes a Buenos Aires, Sao Paulo y Medellín. Si no tienen ni la menor idea de qué estoy hablando o qué es lo que se supone que hago cuando trabajo, les comparto para que vean los bocetos de las ideas que propuse (integramente hecho por mi, salvo que por supuesto la imagen de Jenniffer Aniston, que es robada como referencia para lo que quería hacer) y parte de la grabación del viernes... Bocetos míos acá; grabación para armar reales acá
Volvimos al cine:  Debo confesar: cada tanto, cada vez que me hacían mención de "eso tiene una onda Mad Max".... yo no tenia ni la menor idea de que me estaban hablando. No vi Mad Max en mi infancia ni mi adolescencia, y ayer el remake me pareció.... que ver la original en los 80´s debe haber sido una locura. No tan loco como debe haber sido para George Miller, el director, quien dirigió la original hace 36 años, volver a dirigirla. La peli está bien, el pochoclo estaba medio quemado, y cerramos el sábado con McDonalds y otra película en el sillón (o media, porque me quedé dormida al rato). 

Nuestra nueva rutina incluye paseos por concesionarias: estamos evaluando comprar un auto. Y como no es un acto impulsivo que uno saca la tarjeta de crédito de la billetera, firma, y listo... estamos haciendo research. Intensivo, extensivo y descubrí en el proceso que me aburre bastante ir a una concesionaria, que las pruebas de manejo me hacen un poco sentir en una escena de película, y que TODOS los autos tienen algo que le cambiarías. Peor que eso, es ver la actitud del vendedor de autos que no tiene ganas de trabajar y entonces te quiere despachar para que vuelvas en la semana porque "ahorita no le tengo para mostrarle, pero si vuelve lunes o martes le prometo que aquí estaremos" y se vuelve a sentar a ver el partido (qué partido es? no tengo ni idea).

Me hice los pies por primera vez en la vida. Casi 30 añitos de vida y pies vírgenes de pedicura. No se por qué nunca me había hecho los pies, si es normal o no nunca haberlo hecho. Pero en plan de sábado mañanero, salimos a ver autos, hacernos los pies y a almorzar cosas de mar. Mi primera impresión de la pedicura? Las limas me hacen cosquillas, y es muy insatisfactorio que te dejen con los pies remojandose mientras iterrumpen el servicio para ir a pintarle las uñas a otra clienta. Pablo dice que tuve mala suerte, y que la próxima vamos a otro lugar donde la experiencia sea 100% positiva y los pies queden relucientes (porque sí, mi novio se hace los pies). A pesar de que elegí medio mal el esmalte, y que la señorita me abandonó en varias ocasiones durante el proceso, admito que los pies quedaron bien, y que es muy lindo andar con los pies lindos. 

También me perdí el cumple de Sole y el de Mica, pero la tecnología permitió los saludos correspondientes, y llegaré con regalitos para compensar mi ausencia. 

Y creo que no hay mucho más para contar por acá. Los despido hasta el próximo desayuno dominguero y me pongo a trabajar, que los freelancers no descansamos! 

Besos, abrazos y excelente semana :)

Pd: también sería lindo que ustedes me cuenten como anda todo por allá.










Mi amor por la granola viene por temporadas. Puedo estar semanas, incluso meses sin tocarla, y de repente, como si se apoderara de mi una suerte de tentación sin límite, no puedo parar. Me parece un poco así con los cereales en general. Ahora hace un par de semanas que estoy tentada de todo tipo de cereales; cornflakes, pops, granos ancestrales, copos de arroz, y granola, por supuesto. Y en temporada de granola, nada más rico que comer la propia, a tu medida, con todos los ingedientes que más te gustan. La granola, que puede parecer algo bastante dificil de conseguir, es en realidad una receta sin ningún tipo de vueltas complicadas. Una combinación de tus ingredientes favoritos, con unos básicos, para lograr el sabor y textura que más te gusten. Les comparto una de mis combinaciones favoritas, y ojalá se animen a preparar la suya. Si preferís ver la receta en video, hace click acá.

Granola Homemeade
Ingredientes
-2 tazas de avena 
-1 taza de copos de maíz
-1/3 pasas de uva
-1/3 chocolate picado 
-un puñado de chabacanos (u otra fruta seca de tu elección)
-1/3 taza de almendras picadas 
-1/3 taza de agua 
-un chorrito de aceite
-2 cdas grandes de azucar rubia
-1 cda de canela
-1 chorrito de esencia de vainilla
-3 cdas grandes de miel

Preparación
-Precalentar el horno a 150 C
-Colocar en una olla la miel, aceite, agua, azúcar, extracto de vainilla y canela. Calentar hasta que se disuelva la miel y el azúcar, hervir durante unos minutos.
-En un bowl mezclar todos los ingredientes secos salvo las pasas, chabacanos y el chocolate. ---.Agregar la mezcla anterior.
-Esparcir sobre en una placa grande y llevar al horno durante por lo menos 40 minutos, revolviendo cada tanto.
-La granola deberia estar sequita cuando la saques del horno. Puede estar un poco pegajosa pero se va a terminar de secar a medida de que se enfrie.
-Guardar en frascos hermeticos para que se mantenga varias semanas.
Es domingo por la mañana y como ya es costumbre, desayuno con ustedes... Y qué les cuento hoy? Los beneficios y no, de tener auto... 

Lo bueno de no tener auto, es que no estás expuesto al tránsito Mexicano, ni a sus conductores, que deben encontrarse entre los más desprolijos del mundo. Y no son sólo los conductores el problema, por supuesto; aunque deben de sumar al menos el 50% de la culpa... el sólo hecho de que puedas ir y sacar un registro de conducir en el supermercado, ya dice bastante.  Sumen a eso que la planificación de las autopistas, es un descontrol, en el DF las rotondas podés agarrarla para ambas manos (es dificil de explicar sin un planito), las salidas y entradas no están señalizadas hasta 50 metros antes de la salida (un poco dificil para cambiarte de carril) y ni hablar de que las salidas en sí son un desastre. Dicen que si podés manejar en el DF, podés manejar casi en cualquier lado. Aunque no creo que aplique para Delhi... Lo cierto es que durante la semana realmente no necesitamos auto. Vamos caminando a la oficina, y estamos a un taxi corto de cientos de restaurantes, cines, barcitos y lugares a donde ir para cortar la rutina.

Lo GENIAL de que te preseten un auto el fin de semana, es que te invita a conocer otras ciudades dentro de la ciudad. Creo que lo dije alguna vez, vivimos en un pequeño tupper dentro de una inmensa ciudad. Polanco, La Roma, La Condesa, Lomas de Chapultepec, juntos no deben conforman ni un 20% del Distrito? Cuestión que el fin de semana, nos prestaron un auto. Bah, una camioneta de la oficina de Pablo, y salimos a explorar. Y confirmamos que Mexico City es mil ciudades en una. Nuestro paseo sabatino fue un mix entre lo más antiguo y lo más nuevo de la ciudad. 
A la mañana estuvimos por San Angel, al sur de la ciudad, una colonia famosa por su historia, monumentos y arquitectura típica mexicana. Tenanitla fue su nombre prehispánico y significaba “lugar amurallado”, porque estaba protegido por el pedregal, barrera natural de roca volcánica. Era el lugar donde la gente pudiente tenia sus chacras. Actualmente alberga uno de los mercados de arte popular más grandes del país, así como un gran cantidad de galerías de arte.
Los rasgos principales de esta zona son sus monumentos, calles angostas y empedradas, las casas coloniales, las iglesias y galerías de arte. Salvando las distancias, las plazas con los pintores, las galerias, las callecitas angostas y serpenteadas con piedra, tienen alguna similitud con Montmartre en Paris. Fuimos al Mercado de Flores (notaron alguna vez lo fresco que siempre están los mercados de flores?), miramos cuadros en las plazas, almorzamos en el Mercado del Carmen (una gran casona de estilo colonial que fue completamente renovada y convertida en una espacio gastronómico lleno de mini puestos de productores locales, y un hermoso patio central rodeado de stands culinarios) y paseamos por las callecitas cortadas entre las grandes casas de la zona. 
A la tarde, después del paseo artístico, nos perdimos en el periferico y encaramos para Santa Fe (lo más nuevito de la ciudad), donde está el shopping más grande del DF.  Realmente da la sensación de haberse tomado un avión o un viaje en el tiempo. Es OTRA cosa. Edificios altos, modernidad. Un contraste gigantesco. Fuimos al Centro Santa Fe, un mall gigante que de tan grande que es hasta tiene una pista de patinaje sobre hielo. Qué cosa que no me gusta, el shopping. O este tipo de shopping monstruoso, gigante, con luz tenue y ruido a shopping. Cuando volvimos de la playa les comenté que el olor de Hawaian Tropic debe de ser uno de los mejores del mundo, se acuerdo? De manera proporcionalmente inversa, el ruido constante del shopping debe de ser uno e los más feos. Paseamos un rato, y emprendimos el regreso a casa. 

Hoy nos aventuramos todavía más lejos de la rutina, y nos vamos hacia las afueras, al Parque Nacional de Lagunas de Zempoala (en idioma náhuatl: veinte lagunas o muchas lagunas). Un lugar que promete verde, agua y tranquilidad. Ya les contaremos cómo nos va. 

En el resto de las cosas, andamos bien. La casa bien, las gatas peludas como siempre, el calor primaveral agobiante, las época de lluvia firme... El viaje a Buenos Aires finalmente se postergó hasta Junio por cambios de prioridades laborales, fui promovida a directora de contenidos de House of Chef (lo que no significa nada porque todavia el producto no está listo, y el lanzamiento oficial no será hasta dentro de un par de meses, lo mismo que el retorno económico...). Cookie Sundays sigue viento en popa y esta semana les enseño a hacer Granola en casa, acá.

Sin más, les mando besos, abrazos, y será hasta la próxima edición. 









Estaba trabajando en un guión. Me distraje con instagram y me hiponotizé con una tostada con dip de chícharos que habían subido en Food52 (amamos Food 52, qué cosas divinas suben todo el tiempo). Dejé el guión, me fui a la cocina; no tenía menta, pero si los chícharos, y unos hongos que pedían ser salteados con aceite de oliva, jamón ahumado cortado en capas casi trasnparentes de la Comer. Miré la hora, casi las 2 pm. Hora de almorzar,  crostini!

Corstini con puré de chícharos, jamón ahumado, hongos y hojas verdes


Para el puré de chícharos
-1 taza de chícharos congelados
-2 cdas de aceite de oliva
-2 cdas de yogur griego o natural
-jugo de media limón
-sal, pimienta

Para el crostini
-Pan de almendras cortado en rodaja, tostado
-Puré de chícharos recién preparado
-30 grs de finisisisimas fetas de jamón
-Hongos
-Hojas verdes.

Preparación
-Poner todos los ingredientes del puré de chícharos en una procesadora, y procesar hasta que quede una especie de dip o puré. Pueden procesar más o menos según la textura deseada.
-Saltear los hongos con aceite de oliva, sal y pimienta, reservar.
-Tostar el pan
-Colocar una cucharada de puré de chícharos sobre el pan tostado, después el jamón, los hongos y por último las hojas verdes.
-Pueden agregarle un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta para terminar.
-Yo los acompañé con un bowl de sopa de calabaza y zanahoria, y un vaso gigante de sprite con hielo y limón.

*si querés ver la receta en video, hacé click acá


En esta nueva edición del Mexiweekly, me di cuenta de que cumplo 30, hay nuevos proyectos sobre la mesa, el fin de semana largo fue una bendición de tranquilidad, y cada vez estoy mejor con la autograbación. 

Esta semana me di cuenta de que cumplo 30. Falta, todavía, no cumplo ahora si no en Noviembre, por suerte, porque los 30 me asustan. Miento, no son los 30 que me asustan. Lo que me di cuenta es que lo asusta de los 30 no son los 30. Al final, cumplir tres décadas en la tierra no es tan terrible, lo que asusta es que los 30 parecen un quiebre. Es el momento en que ya SOS adulto, quieras aceptarlo a o no. Lo que más miedo nos da, no son los 30 si no llegar a los 34 o 35 y lo cercanos que estan, y qué lograste en este tiempo? Llegar a los 35 y seguir saliendo a bailar? O creer que seguir siento re canchera y que las pendejas de 20 de la oficina piensen que sos patética. ESO, eso da miedo. Mientras tenés 20 y algo... sos medio la pendeja del trabajo, nadie te mira mal en el boliche, ni te preguntan si te vas a casar o para cuándo los hijos. Los 30 son el momento que llega de la vida en que la vida misma te dice "bueno, nena, a hacerse cargo". Conclusiones al respecto no tengo, sólo se que llegan pronto, y así es. 
Lo bueno, por otro lado, es que como normativamente los 30 son importantes, algo importante hay que hacer, así que seguramente me toque festejarlo visitando tierras nueva. Cuba quizás? Tokyo tal vez? 

Nuevos proyectos: La semana pasada (o fue la anterior?), les contaba que había algunos proyectos nuevos de los que ya les hablaría. Así que aprovecho a hacerlo hoy, que fue una semana sin tantos particulares que mencionar en la vida diaria.
Resulta que además del trabajo full time, y de los guiones freelance que sigo escribiendo para la productora, ahora también, con Pablo, estamos llevando las redes sociales de un proyecto de Alfred Oliveri (productor y director de televisión) que se llama House of Chef. A muchos de ustedes seguro les habrá llegado invitación por facebook, algunos ya nos seguirán en twitter, otros no tendrán ni la menor idea de lo que estoy hablando. House of Chef promete ser un proyecto interesante, un acercamiento a trabajar más cerca con lo que me apasiona, la gastronomía. Todavía el proyecto está en pañales, y no sabe si vaya a ser una canal de cocina online, o una especie de Netflix de la gastronomía, pero de lo poco que sabemos, sabemos que la gente que lo está armando tiene acceso a la crème de la crème de cocina, y eso está buenísimo. En el peor de los casos, será un rato de hablar de (y con?) los chefs que amo. En el mejor de los casos, el proyecto despega, le va bien, y quién te dice nos piden que armemos la pata de producción acá en México (total, soñar es gratis, dicen). 
A eso sumémosle que Cookie Sundays está más activo que nunca, que siguen los videos y hay ideas para nuevas secciones. Esta semana se prepararon crostini con puré de arvejas, hongos, jamón y hojas verdes, y me tocó de nuevo la autograbación porque el viernes Pablo tuvo reuniones y podés ver cómo voy mejorando con el armado de las puestas acá). También hay planes para otras otras novedades... en mi blog y en otros sitios en los que podríamos estar empezando a escribir pronto. Estamos activos, se puede decir. 

Por todo eso, y porque el trabajo de oficina me está consumiendo un poco, y porque a todos nos gustan los feriados, el feriado del primero de Mayo  fue una bendición necesaria. Fue un fin de semana particularmente tranquilo. Un día del trabajador donde se trabajó un poco y se paseó otro poco, nubes que no quieren del todo llover, jugar al Plantz vs. Zombies en la play (si, a veces la regresión es parte del crecer, también), ver muchos capítulos de Blacklist, comer porquerías, leer, descansar y levantarse temprano para aprovechar el día, incluso el domingo. También hubo una prueba de manejo (de la que no quiero hablar todavía) y hoy nos toca asado con amigos. 

Ahora los dejo, porque el domingo no es sólo el día del asado en esta casa, y me toca ir a poner agua para el mate, ordenar las notas mentales para el guión que debo entregar en los próximos días, y grabar un video para enseñarles a hacer granola en casa. Les mando besos, abrazos, y excelente semana para todos. 

AH!: ésta semana me confirman cuándo tengo que estar en Buenos Aires por razones laborales, así que atentni, que la semana del 11 o las del 18 de mayo, estoy por allá! 









En el reino de la palta, hacemos guacamole con un twist. Lo cierto es que desde que me mudé a México, pensé que iba a comer palta con todo, todo con palta... y creo que eso se da siempre que salgo a comer comida mexicana, pero en casa, estos últimos meses no hubo demasiado aguacate. Por qué? Porque a pesar de ser el reino de la palta, la palta en el super está cara, y bastante dura de por cierto. Pero el sábado estaban ricas, y hace un tiempo había leñido un artículo que mencionaba ingredientes invitados al guacamole y me había guardado la idea de probar el guacamole con piña. Necesitaba una receta simple, rápida y fácil para una nueva videoreceta en el canal de youtube, y decidí que era el momento perfecto. Se que puede sonar algo raro, agregar piña a un guacamole, pero el resultado es extraordinario. La piña le agrega un toque dulce, super fresco, y marida genial con el cilantro y la cebolla morada. Nada más que decir, sólo compartir mi felicidad en forma de guacamole.

Guacamole con piña
(rinde 1 bowl)

Ingredientes
-1 palta grande bien madura
-1 pedazo de ananá (parecido en tamaño a media palta)
-1/2 limón
-1/4 de cebolla morada
-1 puñadito chico de cilantro
-1 cdita de sal, 1 pizca de pimienta y una pizca de ajo en polvo

Preparación
-Cortar la palta por la mitad, sacar el carozo y cortar en cubitos y colocar en un bowl
-Exprimir el medio limón, agregar sal, pimienta y ajo y pisar la palta con un tenedor.-Picar la cebolla bien chiquita y cortar la piña en cubitos, agregar a la palta.

-Picar el cilantro y agregar al guacamole.

 Si querés ver la videoreceta, hacé click acá






Es Domingo de nuevo. Son casi las 9 de la noche y nos rodea el silencio, el sonido del viento y cada tanto el ruido de las teclas de la computadora.  No tengo mucho para contar, pero tampoco quiero no contar nada, porque si rompo la rutina, cuesta el doble volver.... 

Y ahora ya es Lunes y el intento de escribir el MexiWeekly ayer fue interrumpido por mayores ganas de sentarnos a ver un capítulo más de Blacklist (la nueva serie de turno que estamos viendo en Netflix, y que si no vieron, deberían). Hoy la oficina está bastante más tranquila de lo habitual, y mientras preparo mate y termino de encodear unos videos para una reunión que empieza en un ratito, aprovecho a ponerlos rápidamente al día. 

La gripa: estuve engripada; por primera vez desde que llegué a Mex me sentí bastante mal. Dolor de garganta por mil, resfrío, dolor de cabeza, malestar y molestar. Le echamos la culpa a American Airlines, porque cuando me hicieron documentar la maleta (aka despachar la valija en léxico mexican) el fin de semana anterior en mi viaje a Miami, no saqué el buzo, viajé sin abrigo, y -hablando mal y pronto- me cagué de frío. Desde el domingo la garganta se quejó, y el lunes apareció el dolor de cuerpo, el dolor de cabeza y el resfrío molesto. Terminé trabajando desde casa el miércoles y parte del jueves. Aunque también descubrí que en mi trabajo aparentemente no vale enfermarse. Enferma y todo tuve que estar presente en calls, responder 500 mails por día, recibir cientos de mensajes de mi jefe y equipo por whatsapp - y no preguntando como me sentía sino reclamando cosas!-. Nada agradable. Lo bueno es que descubrí una pastilla bombastic y maravillosa que me dio vuelta como una tortilla en menos de 48 hrs. Se llama Next, y es un antes y un después en la vida de un resfriado. 

Las visitas: Papo volvió al DF esta semana; ésta vez por tres días, y ésta vez si hubo tacos (en El Farolito), como corresponde. 

El Clima: Está haciendo mucho calor en el DF, y no tenemos aire acondiconado. Antes de mudarme, me dijeron muchas veces que en Mexico City no hacía falta el aire, ni la calefacción, que porque el clima se estaba "bien rico" todo el año..... Dejenme decirles, que me mintieron. Están haciendo cerca de 29/30C al mediodía, y al depar le da el sol TODO el día. Hace calor, a las 11 de la mañana se genera un efecto sauda que mas vale escaparse, y recién estamos en primavera. No quiero imaginar qué pasa en verano. Y mientras consideramos que el próximo departamento tiene que venir con aire, nos echamos en la pileta como lagartos y nos escapamos a pasear hasta que baje el sol. 

Mis 5 minutos de fama: El sábado me tocó trabajar de estrella de televisión (o algo menos glamoroso pero permítanme mis 5´ de fama). Grabamos los copetes (aka. las introducciones o entradas de los bloques de un programa de diseño para el cual soy host) de los episodios que quedaban dando vueltas de Design Xray. No acostumbrada a maquillarme, siempre que me maquillan para las grabaciones me siento una mezcla entre payaso y muñeco de torta. A pesar de eso, admito que me divierte, y que cada vez le siento menos miedo a la cámara. No se sorprendan si pronto evolucionan los videos de Cookie Sundays y me animo a ir contándoles la receta mientas la preparo. Ya les comaprtiré algo de la grabación; mientras tanto, pueden ver el video nuevo de Cookie Sundays: guacamole con piña.

Cinematic: El domingo retomamos cine con Run All Night. Lindo volver al cine, al pochoclo, a disfrutar del fresco de la sala cuando afuera hacen mil grados, pero la película, bastantemala. Debimos suponerlo, la última que habíamos visto de Liam Neeson nos había parecido horrible. 

La Lectura: Ayer que hicimos piletazo a la mañana, terminé de leer el 5to libro del año, Hombres sin Mujeres, de Murakami. Está bien, aunque tampoco me sorprendió demasiado. Creo que es necesario dejar de lado a los japoneses por un rato, y ya estoy leyendo el siguiente libro, bien distinto, Shark's Fin and Sichuan Pepper, un recorrido de China escrito por una periodista de la BBC que abandona su trabajo y se instala en China por dos años. Relata sus aventuras y desventuras gastronómicas, y por ahora resulta muy divertido. 

Y eso es todo por hoy! Les mando besos, abrazos y una linda semana para todos. 
Hasta la próxima. 




Previous PostOlder Posts Home